Si bien bitcoin fue la primera criptomoneda en ver la luz y además es la criptomoneda con la cotización más alta de todo su mercado, desde qué otras opciones como ethereum, solana, cardano, binance coin o XRP han logrado captar el interés de los inversores la importancia relativa de bitcoin ha ido cayendo, hasta tal punto que en este momento la capitalización total de todos los bitcoins minados, que asciende a poco más 601.000 millones de dólares, supone ya menos de la mitad de la capitalización total de todo este mercado, que en este momento, y a la espera de ver cuál será la tendencia futura, es de unos 1,29 billones de dólares, siendo ethereum la segunda más capitalizada con algo más de 231.000 millones de dólares.

Aún así no todos los indicadores son tan malos para bitcoin si se tiene en cuenta como se han comportado otros criptoactivos muy populares.

 

Caída porcentual menor

 

Si bien la caída de bitcoin en términos absolutos ha sido la mayor que ha sufrido cualquier criptomoneda, en términos relativos ha sido menor que en el caso de algunas de sus competidoras, algunas de las cuales contaban hasta hace muy poco con los parabienes de una parte no desdeñable de la comunidad de inversores y analistas, como ha ocurrido con ethereum, solana o cardano, por no hablar del caso de la caída de la stablecoin LUNA, la cual hizo desaparecer decenas de millones de dólares de la noche a la mañana.

 

En el caso de ethereum, su máximo histórico fue de 4.808 dólares, y en la actualidad cotiza ligeramente por encima de los 1.906 dólares -ese era el precio que rondaba la primera semana de mayo-, lo que representa una caída de casi el 61 por ciento, mientras que bitcoin tuvo un máximo de más de 67.500 dólares y en la actualidad ha caído hasta casi los 31.500 dólares, lo cual supone una caída del 54 por ciento, menor que la de ethereum, si bien es cierto es que ambas criptomonedas han llegado a estar incluso por debajo de su cotización actual.

 

Y sin embargo otras criptomonedas, como las ethereum killers solana o cardano, han experimentado pérdidas de valor mucho mayores, como la caída del 85 por ciento de solana teniendo en cuenta sus máximos históricos y de casi el 79 por ciento en el caso de cardano, una criptomoneda que ha pasado de la tercera a la sexta posición, comportándose hasta el momento peor que las dos criptomonedas más grandes del mercado.

 

Estas oscilaciones del precio, que se utilizan en mercados extrabursátiles como el creado por el bróker de, entre otros activos, criptomonedas Plus500 España para especular, son las que han convertido a las criptomonedas en un activo de muy alto riesgo a la hora de invertir, y uno de los hándicaps más importantes que tendrían que superar las criptomonedas antes de postularse como una alternativa al dinero fiat, ya que incluso stablecoins como LUNA han demostrado que son arriesgadas no ya como inversión, sino incluso como mera reserva de valor, algo que también ha ocurrido con algunas monedas fiduciarias como el bolívar venezolano o el peso argentino, sólo que en el caso de LUNA esto ha ocurrido mucho más rápido.

La dificultad de predecir el precio de una criptomoneda

 

Predecir el precio de cualquier activo es entre difícil y muy difícil, pero en el caso de las criptomonedas es aún más complicado, dado que el mercado es tan pequeño que es más sensible a la forma en la que operan las grandes ballenas (en este caso una ballena es un gran poseedor de criptomonedas), algo que no siempre puede ser predicho, y, como ya demostró Elon Musk con su cuenta de Twitter, es un mercado sensible no sólo a movimientos reales, sino también a mensajes más o menos crípticos de un magnate en la popular red social.

 

En cualquier caso un mercado en ciclo bajista representa un riesgo para el inversor que quiera entrar, y por supuesto bitcoin no iba a ser menos, ya que no está claro en qué dirección se va a mover en las próximas semanas o meses, y es recurrente la cuestión de si ha pasado lo peor o todavía hay espacio para mayores caídas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *